¿Qué supone el cambio de cromos?

En la última semana Iñigo Méndez de Vigo ha sustituido a José Ignacio Wert como ministro de Educación y ha pedido como secretario de Estado a Marcial Arias. La LOMCE y la reforma universitaria serán sus principales tareas

Iñigo Méndez de Vigo

El curso escolar ha terminado pero no así la actividad política. De hecho, como si se tratara de un club de fútbol, el Gobierno ha dado de baja a José Ignacio Wert para inscribir como nuevo ‘entrenador’ a Iñigo Méndez de Vigo de cara a la próxima temporada, que puede que finalice antes de año, dependiendo de las elecciones generales de las que todavía no hay fecha.

Pero… ¿quién es Iñigo Méndez de Vigo? Nacido en Tetuán el 21 de enero de 1956, se licenció en Derecho en 1978. Ingresó en el Partido Popular en 1989 y desde 1992 es eurodiputado. Cuando Mariano Rajoy asumió la presidencia del Gobierno, fue nombrado secretario de Estado para la Unión Europea en el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación. Justo hasta la semana pasada, cuando se le encargó ser la cabeza visible del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes.

Según sus propias palabras, el objetivo prioritario son “los jóvenes. No nos vamos a cansar de trabajar para que los jóvenes, que son el futuro de este país, tengan el merecido trabajo. Este 2015 va a ser un buen año para el empleo y estoy convencido de que ellos van a ser los protagonistas”. En ese sentido, aplaudió el Plan de Garantía Juvenil, aprobado por el Gobierno de España en febrero de 2013 y que tiene como objetivo ofrecer a los jóvenes de entre 16 y 25 años una oferta de empleo, educativa o de formación una vez que hayan terminado sus estudios y hayan quedado desempleados.

Dos asuntos pendientes

Sin embargo, no ha hablado en profundidad aún de dos asuntos que le dejó su predecesor. El más mediático es el de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) en Secundaria y Bachillerato, una polémica en la que ha habido un amago de insumisión de algunas comunidades autónomas, como Andalucía, Canarias, Cataluña o el País Vasco. Por ahora, la única declaración ha sido que no lo ve como una “patata caliente”, argumentando al mismo tiempo que cree “en el diálogo” y que va a buscar “el acuerdo que es de lo que se trata”. Cuenta con el respaldo de Rajoy para seguir adelante con la norma, implantada ya en Primaria.

Por otro lado está la reforma universitaria, donde destaca el cambio en el sistema de acceso a las becas, en algunas de las cuales introdujo una nota mínima para los beneficiarios, y la posibilidad de que las universidades ofrezcan grados de tres años, y no solo de cuatro, como ocurre en la actualidad.

Méndez Vigo ha pedido a Marcial Marín como secretario de Estado de su cartera. Nacido en 1968 en Albacete, era hasta ahora consejero en funciones de Educación, Cultura y Deportes de Castilla-La Mancha.

Un ministro más moderado

Rajoy se ha decantado para esta última parte de la legislatura por un político del sector moderado del partido. El trabajo de Wert se podría calificar de conflictivo. Ha sido siempre el blanco de las protestas de la marea verde contra los recortes educativos. Además, los rectores universitarios  se plantaron por endurecer los requisitos para las becas y subir las tasas y no olvidan el decreto 3+2 que acorta las carreras. Sus enfrentamientos con Cataluña también han sido sonados. Con todo ello, no llama la atención que fuera el político peor valorado en la historia de la democracia en noviembre de 2013, con 1,46 según una encuesta del CIS.

Foto: Efe

¿Qué tienen que hacer los niños en vacaciones?

Los alumnos ya están de vacaciones y les restan más de dos meses para empezar un nuevo curso escolar. ¿Es conveniente que se olviden de los libros académicos o, por el contrario, es recomendable que mantengan algo de contacto?

water-fight-442257_1280

El verano ya ha empezado… para los más pequeños. El curso académico cerró las puertas el viernes pasado para abrírselas a las vacaciones. Un alivio para los estudiantes y una pequeña preocupación para los padres, que tienen más complicado conciliar su vida laboral con la familiar. Aunque siempre encuentran soluciones agradables para todas las partes.

El gran dilema ocurre con la pregunta de si tienen que seguir haciendo deberes durante julio y agosto o realmente es mejor que los dejen en la estantería hasta septiembre. Aquellos que hayan suspendido alguna asignatura es recomendable que refuercen su aprendizaje con determinadas tareas, relacionadas con la materia en cuestión pero que no lo vean como una obligación, sino todo lo contrario. Es necesario fomentarlo para que sea mundo interesante por descubrir y no una práctica tediosa. Por ejemplo, mediante películas o incluso videojuegos, en este último caso bajo un control parental. Sin olvidar el libro de texto en cuestión, obviamente. Pero que no se convierta en el único pilar.

El conflicto nace con aquellos que han aprobado. Como en todo en la vida, existen dos corrientes. Por un lado, quienes defienden que es mejor que sigan haciendo deberes aunque sea a un ritmo más bajo. Su argumento se basa en que es bueno mantener un hábito de estudio para que no malgasten el día durmiendo o viendo la televisión. Consideran que es el mejor momento para aprender cosas nuevas, incluso aventurándose en un idioma nuevo. Coinciden en que lo importante es que el menor no lo vea como un castigo, que desemboque en una actividad exclusivamente para memorizar y, por lo tanto, surjan tensiones familiares si no acaban los quehaceres.

En el otro lado hay una corriente que sostiene que deben descansar durante la época estival, como compensación a que sí han cumplido durante los casi diez meses anteriores. En este caso, les animan a jugar, divertirse, sociabilizarse, ir a museos o de excursión a la naturaleza. Además, recuerdan que las dos primeras semanas de la vuelta al colegio sirven precisamente para recordar conceptos y ponerse de nuevo el mono de trabajo.

Finlandia como referencia

Cuando hablamos de cómo educar, el país escandinavo es la referencia que mencionan autoridades, padres y educadores. Allí es donde consiguen los mejores resultados con una cuarta parte de los deberes que se ponen en España, amén de que tienen menores horas lectivas. Se estimulan habilidades como la creatividad, el asombro o la imaginación.

Página 4 de 25« Primera...23456...1020...Última »