Un futuro de tipo test

La selectividad será sustituida por un cuestionario de 350 preguntas con varias opciones. Entrará en vigor en 2017 si no hay cambio de gobierno

selectivitatNuevos cambios en la Educación española, según el borrador del Real Decreto que desarrolla la LOMCE (Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa). La temida selectividad, ese examen de tres días que decide el futuro universitario (y en algunos casos, por tanto profesional), será sustituida por un cuestionario de 350 preguntas tipo test con opción múltiple. Sí, como un examen de conducir pero más largo.

La idea inicial es que entre en vigor a finales de 2016 en Primaria y al año siguiente en Secundaria y Bachillerato. Eso si no hay cambio de gobierno, que podría modificar esta intención. De esta forma, los profesores se evitarán corregir extensos exámenes escritos, aunque no pueden cantar del todo victoria, ya que se pretende mantener la parte de expresión escrita.

Examen en todos los grados

La prueba se repetirá a lo largo de las etapas educativas previas al acceso universitario. En Primaria no tendrá carácter eliminatorio, sencillamente servirá para orientar a todos los agentes implicados en el aprendizaje: estudiantes, profesores y padres.

En la ESO ya empezará a ser fundamental pasar el test para conseguir el título y ya seguir estudiando Bachillerato, un grado para que también será necesario aprobar si se quiere cerrar dicho ciclo. En el primer caso, el nuevo examen supondrá el 30 % de la nota, por el 70 % de la media académica, unos porcentajes que suben al 40 % y al 60 % respectivamente en el segundo caso.

La convocatoria se compondrá de tres partes: competencias y estándares de aprendizaje evaluables asociados a las cuatro materias generales del bloque de troncales (máximo 200 preguntas); competencias y estándares asociados a las dos materias de opción del bloque de troncales elegidas por el alumno (máximo 100 preguntas); competencias y estándares asociados a la materia del bloque de específicas elegida por el alumno (máximo 50 preguntas).

Foto: portalclasico.com

El largo camino para lograr una educación mundial

Sólo un tercio de los países del mundo alcanzaron los objetivos globales de la ‘Educación para Todos’, un compromiso adquirido hace 15 años y coordinado por la Unesco

b9b65bed22

Un 38 % de los países del mundo se encuentra lejos de lograr la universalización de la enseñanza primaria, o lo que es lo mismo, unos 100 millones de niños y niñas de todo el planeta no podrán terminar sus estudios de primaria. Esta es una de las conclusiones del ‘Informe de Educación para Todos 2000-2015 – Logros y desafíos’, coordinado por la Unesco dentro del compromiso mundial para dar educación básica de calidad a todos los niños, jóvenes y adultos.

Algo en lo que sí se ha avanzado, si bien queda por mejorar, es en la educación infantil. En 2012 el número de niños matriculados en la enseñanza preescolar era casi dos tercios mayor que el registrado en 1999, aunque la otra cara de la moneda señala que el 20 % de los países están lejos de mejorar la atención y educación de la primera infancia.

En cuanto a la formación secundaria, los resultados muestran que un tercio de los adolescentes que viven en países de ingresos bajos y medios no lograrán terminar el primer ciclo de la enseñanza secundaria. El lado positivo es que, a nivel mundial, la cantidad de alumnos que cursaban ese ciclo de enseñanza aumentó en un 27 %

La alfabetización en las mujeres

Las mujeres siguen constituyendo casi dos tercios del total de la población analfabeta mundial, especialmente en el África Subsahariana, donde casi la mitad carecen de conocimientos básicos de lectura y escritura.

Por otro lado, el estudio señala que es necesario cuatro millones más de maestros para lograr la escolarización de todos los niños en edad de cursar primaria. El principal freno es la financiación de los países en la educación, ya que se requieren 22.000 millones de dólares anuales para complementar las contribuciones previstas por los gobiernos.

Página 2 de 3123